ADIESTRAMIENTO CANINO

Su perro tiene agresión por posesión?

La agresión canina es un serio problema para los dueños de perros y es una razón frecuente por la que los perros se los conoce como expertos en el accionar de los animales de compañía. En el momento en que un perro se comporta de forma combativa con personas u otros animales que se aproximan a elementos importantes, el accionar se detalla como agresión por posesión. Si escoge que esta es la causa de la agresión de su perro, puede cambiar su accionar.

¿Qué es la agresión por posesión en perros?

En ocasiones asimismo se conoce como ataque por posesión canina agresión alimenticia o protección de elementos. Si su perro tiene este inconveniente, puede gruñir, picar o morder para resguardar un recurso, así como comida, juguetes, camas u otros elementos, que no logre tomar otro perro o un individuo. Esta es la forma de decir del perro: «Salid! O sea mío!»

Tenga presente que lo que su perro considera un elemento que merece la pena tener quizás no es algo que piensa que tenga ningún valor. Por poner un ejemplo, ciertos perros tienen exactamente la misma posibilidad de gruñir y coger un Kleenex sacado de la papelera y una juguete favorito.

señales

Para saber si su perro muestra una agresión por posesión, vea de cerca para advertir signos de accionar belicoso en ciertas ocasiones:

  • Sonriente en el momento en que un individuo u otro animal se aproxima al plato de comida
  • Sonrisa, picar o morder en el momento en que alguien procura lograr un juguete o un hueso
  • Batallar con otros perros por múltiples pertenencias o personas favorecidas
  • Muestre signos físicos que logren morder en el momento en que os aproximen con algo de valor o descansen en un espacio codiciado

Distintas perros tienen la posibilidad de enseñar distintas grados de agresividad. Ciertos perros solo detallan agresiones hacia un elemento preciso y solamente. Por poner un ejemplo, posiblemente a un perro no le importe si se aproximan personas u otros animales mientras que juega con un juguete. Pero exactamente el mismo perro puede romper o gruñir si se aproxima mientras que mastica la oreja de un cerdo.

Otros perros son violentos con prácticamente cualquier cosa que hallen en el hogar, incluyendo los juguetes de los pequeños, sus zapatos o ropa y otros elementos a la suerte.

Distintas perros asimismo detallan agresiones de forma diferente. Ciertos perros no hacen jamás mucho más que bolsas los labios o gruñir tenuemente. Otros perros tienen la posibilidad de pellizcar o morder alguien que se acerque mientras que come.

Asimismo posiblemente las agresiones aumenten con el pasar de los años. Un perro puede empezar con un pequeño gruñido sobre el plato de comida, pero si se ignoran sus observaciones, puede recurrir a morder para resguardar sus cosas.

¿Por qué razón ciertos perros muestran agresiones por posesión?

La agresión a la posesión en perros es un accionar natural que procede del instinto de reaccionar frente a una amenaza percibida. Si bien es un accionar útil y preciso a la naturaleza, no posee cabida en el hogar y hay que conducir antes que se transforme en un arduo problema. Las causas para resguardar los elementos tienen la posibilidad de integrar:

  • accionar conseguido: Ciertos perros chiquitos aprenden el accionar de protección de los elementos de sus mamás o compañeros de basura. Aun los perros chiquitos de unas semanas se han visto gruñendo los cuencos de alimentos.
  • llegada de un contrincante: Un solo perro de su hogar jamás puede enseñar signos de agresión por posesión. Pero si adoptáis otro perro, las riñas por los juguetes, los cuencos de comida o los territorios tienen la posibilidad de de pronto.
  • síndrome del perro cobijoNo es extraño que los perros que pasan bastante tiempo en un cobijo de animales logren desarrollar un inconveniente de agresión por posesión. Esto puede ser por el hecho de que ven otros perros cobijos como contendientes por elementos limitados.

De qué forma parar la agresión de la posesión

Si la señal que exhibe su perro es gruñido, asegúrese de manejarlo apropiadamente. Lo malo que puede realizar es obligar su perro a dejar el producto que resguarda. Podría haceros daño y su perro no va a aprender nada. En vez de eso, enseña a tu perro a confiar en ti en torno a sus bienes. Lo destacado es conseguir una forma de seducir su perro que renunciar al producto quiere decir que va a pasar algo positivo.

ofrecéis una recompensa particular

En vez de coger el hermoso objeto de su perro, intente enseñar algo que logre localizar aún mucho más importante, como un obsequio particular o un juguete nuevo. Si su perro sostiene el elemento que resguarda, puede emplear la sugerencia «dejar caer» a fin de que su perro renuncie al elemento. Asegúrese de que tenga una recompensa importante.

Una vez que su perro deje de almacenar y reciba la otra recompensa, puede dejarlo recobrar el objeto que protegía. Repita el ejercicio habitualmente siempre y cuando su perro resguarde los elementos. Con el pasar de los años, su mascota va a aprender que no es requisito resguardar sus pertenencias.

Experimenta un desarrollo de acondicionamiento en múltiples pasos

Ciertos entrenadores aconsejan un desarrollo de múltiples pasos que condiciona que un perro pase de forma voluntaria un recurso. Esto puede marchar bien con las comidas. Ponga múltiples cuencos para perros en torno a una habitación grande. Ponga una comida rápida en un bol. Mientras que come el perro, ponga una comida mucho más deseable en otro bol que esté lejos. No se acerque lo bastante para ocasionar una contestación combativa; solo debe llevar a cabo ver a su perro que está ofertando una opción alternativa importante. Siga agregando alimentos mucho más importantes en cuencos pero deténgase si su perro es belicoso.

Sostenga los productos muy deseables lejos de su perro

En las primeras etapas del régimen, lo destacado es sostener apartados del perro elementos muy deseables o administrarlos solo en situaciones controladas y recluídas, como en la situacion de transporte. Asegúrese de que estos productos estén apartados su mascota a fin de que no les logren hurtar en el momento en que no busca. Empieze ejercicios de modificación del accionar, como los descritos previamente, con productos menos protegidos y, ahora, realice los elementos mucho más importantes para su perro.

Consulte un instructor profesional

Si verdaderamente su perro procura morder, debe tener mucha precaución. Si no ve novedades por sí mismas o si la agresión de su perro empeora, considere conseguir asistencia de un entrenador de perros o de un experto en accionar para corregir el accionar de su perro.

Si sospecha que su mascota está enferma, llame a su veterinario rápidamente. Para cuestiones similares con la salud, consulte siempre y en todo momento su veterinario, puesto que él o ella ahora ha examinado su animal, conoce la historia sanitaria del animal y puede llevar a cabo las mejores sugerencias.

También te puede interesar

Ir arriba
En este sitio web utilizamos herramientas propias o de terceros que almacenan archivos pequeños (cookies) en su dispositivo.Se utilizan para permitir que el sitio funcione correctamente, para generar informes de uso de navegación y para publicitar adecuadamente nuestros servicios. Podemos usar cookies técnicas directamente, pero usted tiene el derecho de elegir si desea habilitar o no las cookies estadísticas y de creación de perfiles. Al habilitar estas cookies, nos ayuda a ofrecerle una mejor experiencia.\\\"En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables\\\"    Ver
Privacidad