Consejos para entrenar a un gato

Consejos para entrenar a un gato

Los gatos tienen la reputación de ser libres, razón por la que varios dueños de gatos no lo procuran, pero con algo de paciencia y conocimiento, es viable entrenar a un gato.

Entrenar a un gato no es realmente difícil, si bien en ocasiones lo parezca. El misterio para un entrenamiento felino exitoso es hallar una forma de conseguir que coopere. O sea, debes, para decirlo, comprender que hay un convenio.

Teniendo esto presente, ha de saber que tratándose de «cerrar un trato», Los métodos disciplinarios están absolutamente excluidos. Los gatos no aprenden a través de el castigo o la «especialidad». Además de esto, castigar a un gato puede ocasionar agobio y ocasionar problemas médicos y de accionar.

Si estas buscando adiestrar a un gato, la paciencia y el refuerzo positivo son fundamentales. No se olvide.

3 claves para entrenar a un gato

Como afirmamos al comienzo, el truco para entrenar a un gato es motivarlo a ganar. Entonces, lo que haces es lograr que el gato crea que merece la pena venir en el momento en que le chillas, manteniéndote distanciado de la puerta o bajándote de un espacio prominente, por servirnos de un ejemplo.

Si bien puede parecer bien difícil El entrenamiento apoyado en recompensas asimismo marcha en gatos.. Lo que puede ser un tanto más difícil, en cualquier caso, es conocer qué verdaderamente incentiva a tu gato a obedecer. O sea, cuál es esa recompensa por la que está presto a sacrificar su terquedad.

Halla lo que verdaderamente incentiva a tu gato

Todos y cada uno de los gatos tienen este «algo» que los motivaría a llevar a cabo lo que les solicites. Lo habitual es que sea algo para comer. Quizás algún género de queso, algún género de embutido, jamón, atún, pollo, paté, hígado, algún género de caramelo …

Pero no únicamente debes conseguir el que regresa ido a tu gato. Es mucho más, hay que darse por vencido en el momento en que hace lo que le solicitas, esencialmente en el momento en que «cumple el pacto». Además de esto, hay que darlo en pequeñas proporciones, lo bastante para probarlo, a fin de que se quede con las ganas. Si te fatigas, vas a perder la motivación. Si le dejas estimar mucho más, se esforzará por conseguirlo.

Si no tienes idea qué regresa desquiciado a tu gato, descúbrelo. sencillamente Ofrézcale múltiples trozos de alimentos distintas hasta el momento en que halle lo que le agrada.

Emplea un clicker

Un clicker es un pequeño dispositivo de plástico que hace un sonido, un pop, un ‘click’ en el momento en que lo presionas. La iniciativa es hallar que el gato vincule el sonido al premio. Este entrenamiento es puro acondicionamiento.

Llevar a cabo o sea muy sencilla. Dejas la gominola en el suelo y mientras que el gato se la come, presiona el click. Reitera múltiples ocasiones. Prontísimo, en el momento en que presione el botón de click, el gato mirará al suelo por adelantado. En el momento en que eso ocurra, tu felino va a estar listo para ser entrenado.

Tenga presente que sin el click, el gato puede confundirse en lo que se refiere a por qué razón es retribuido: si obedece una orden, escucha el «click» y después recibe una recompensa, es mucho más posible que note la naturaleza del trato.

Tiempo y paciencia

Cada gato aprende a su ritmo. Esto quiere decir que deberá reiterar el ejercicio a lo largo de múltiples días o semanas, múltiples ocasiones cada día, a lo largo de periodos cortos. La perseverancia y la reiteración son claves.

Si lo dejas unos días, el gato olvidará lo aprendido. Pero si las sesiones de entrenamiento son muchos largas, el gato se aburrirá y perderá el interés.

En el momento en que el gato este listo

En el momento en que el gato aprende a contestar a la señal del click, está ya listo para estudiar a obedecer. Sí, los gatos tienen la posibilidad de estudiar a contestar a una señal de voz. Este paso del adiestramiento de un gato empieza realizando un estruendos diferente antes de darle de comer: abre una bolsa o lata, llama a tu gato con tu voz o «chasquea» la lengua. El felino va a aprender a asociar este estruendos con algo positivo (comida) y se volverá hacia ti en el momento en que lo escuches.

En el momento en que vea que el gato ha comprendido esto, lo que debe realizar es promover este accionar fuera de los horarios normales de nutrición. Empieza desde distancias cortas. Lleve a cabo estruendos, lleve a cabo click en el momento en que llegue el gato y después recompénselo con la gominola. En el momento en que esto empieze a marchar, llame al gato desde distancias mucho más largas y empieze a entrenar poco a poco para obedecer otras órdenes.

Te puede atraer …prosigue leyendoMis animales4 fallos en la educación de tu gato

En este sitio web utilizamos herramientas propias o de terceros que almacenan archivos pequeños (cookies) en su dispositivo.Se utilizan para permitir que el sitio funcione correctamente, para generar informes de uso de navegación y para publicitar adecuadamente nuestros servicios. Podemos usar cookies técnicas directamente, pero usted tiene el derecho de elegir si desea habilitar o no las cookies estadísticas y de creación de perfiles. Al habilitar estas cookies, nos ayuda a ofrecerle una mejor experiencia.\"En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables\"    Ver
Privacidad